Y de nuevo llega la calor para nuestros perros

Displasia de cadera

Vuelve el calor y volvemos con los consejos para que nuestros perros la lleven lo mejor posible.

Lo que primero tenemos que sabes es que los perros no sudan como lo hacemos nosotros sino que ellos equilibran su temperatura corporal a través de las glándulas sudoríparas que tienen en las almohadillas de los pies y en las zonas axilares.

Siempre hay que recordar que ellos tienen una capacidad de disipar el calor mucho más lenta que nosotros, por ello les afecta tanto.

Hay que reducir los tiempos de paseo así como evitar los paseos en horas de máxima calor.

No es nada recomendable ni pasear ni hacer ejercicios en esas franjas horarias que tanta calor hace.

Los días que vayamos a la playa o al campo, siempre hay que tener sombra, bien porque nos cobijemos debajo de un árbol o bien porque llevemos sombrilla.

Agua, el agua fresca es muy importante en esta época de calor para nuestros perros.

Si estamos fuera de casa, hay que refrescar la cara, axilas y pies al perro.

No todos los perros tienen el porqué ser pelados. Los perros que mudan su pelaje dos veces al año, en primavera y en otoño, no hay que pelarlos en verano. Ese pelo les sirve de protección y de ventilación. Tras la muda de la primavera, el sub pelo de su cuerpo les hace aguantar el verano con un pelaje más fino y les protege de los rayos de sol.

Aquellos pelos que no mudan, y por tanto hay que pelar, no hay que rapar, sino cortar. Si rapamos, dejamos su piel descubierta y por lo tanto no le estamos protegiendo de los rayos del sol.

El coche es muy peligroso, aún dejando un poco la ventanilla abierta. Dentro de los coches se concentra una gran calor que puede hacer que nuestro perro entre en shock por el calor en pocos minutos.

Si hemos salido con nuestro perro , al llegar a casa, no hay que dar agua de inmediato. Hay que esperar que se relaje y deje de jadear. Si damos agua de inmediato, la ingesta de agua de manera rápida hace que el beber agua de forma ansiosa le provoque el llamado “torsión de estómago”

Lo dicho, en verano el perro puede hacer su vida normal como siempre, con sus paseos, ejercicios, salidas y demás pero siempre manteniendo un orden, no en horas fuertes de sol, mucho agua, paseos cortos y ejercicios moderados.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*