Y se nos fue Toffee

Y se nos fue Toffee

Hoy volvemos a estar de despedida. Ayer nos tocó despedir a Toffee un Cocker que hemos tenido la suerte de conocer.

Tenía 16 años, y ya los años y la vejez se le hacía muy cuesta arriba. Apenas andaba, ya no veía, pero eso sí , el olfato no os podéis imaginar lo bueno que lo tenía aún. Solo tenías que mover algo de comida y allí andaba él.

No dudo por un momento que la familia tiene que estar desolada porque el poco tiempo que hemos conocido a este peludo ha sido gracias a su familia, que allá donde iba ellos, se llevaban a Toffee porque no querían dejarlo solo ni un solo instante.

Han aguantado mucho tiempo, dándole a Toffee toda la calidad de vida que le han podido dar y más. Han priorizado al perro por encima de muchas cosas por tal de no tener que llegar a ese día en el que por desgracia, tienes que tomar la decisión que ya es el momento que hay que dejarle partir y hacer que se duerma para siempre.

Ya hemos hablado en muchas ocasiones que es un momento duro que hay que meditar con muchísima tranquilidad sopesando todos los pros y los contra. Llegado el momento de tomar la decisión, sin lugar a dudas, hay que entender que el perro necesita una calidad de vida sino, no merece la pena hacerle más sufrir.

Llega el momento que hay que darle prioridad al perro antes que tenerlo con nosotros, para seguir eludiendo nuestra responsabilidad de tomar la triste decisión.

Sin lugar a duda, pienso que Toffee se ha ido a su último sueño pensando en lo afortunado que ha sido en esta vida, en la suerte de haber crecido y vivido rodeado de personas que lo han querido por encima de todo, lo han cuidado y nunca lo han abandonado.

Su familia, y todos los que hemos conocido a Toffee, nos quedamos con su recuerdo, sus anécdotas y todos los momentos vividos juntos.

Descansa en paz Toffee.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*