Zipi y Zape nos despide el año desde su nuevo hogar

Zipi y Zape , su nuevo hogar

Vamos a finalizar el año con esta última entrada sobre Zipi y Zape. Ya os advertí que aunque se marchaban de casa, iban a estar muy presentes en el Mini Zoo.

Ya os adelanté que Zipi y Zape se marchaban con mi cuñada y desde entonces están con ella. Los muy granujas están de lujo.

Al estar los dos juntos, se han adaptado muy bien al nuevo hogar. Ya os he comentado en varias ocasiones que los gatos de dos en dos es lo mejor porque se entretienen entre ellos, juegan entre ellos y no se aburren y por consiguiente, se ponen hacer trastadas.

Se han adaptado muy bien , tanto que han crecido muchísimos, y mucho más si los comparamos con su hermana Lía. También hay que tener en cuenta que los machos siempre son msás grandes que las hembras

Para que el cambio de casa no fuera brusco, mi cuñada ha seguido con la misma alimentación que tenían en casa, así como el mismo tipo de arena en su arenero.

Iguales pero diferentes, así son Zipi y Zape. Zipi es mas curioso, es más investigador y siempre anda curioseando de un lugar a otro. Zape es más tranquilo, más coscón y siempre anda buscando un compañía para que lo acaricies.

Ambos son grises con rayas, siendo el de uno , unas rayas mas gruesas que el del otro, única cosa que los diferencias. Si los ves juntos sabes quien es quien pero como los veas por separado, a no ser que le mires el collar para ver el nombre, no serás capaz de adivinar que gato tienes delante tuya.

Los dos son muy tranquilos y se llevan a las mil maravillas con los niños. Y está claro que a nuestros dos sobrinos, estos dos peluches andantes les ha cambiado la vida y para mucho mejor. Les encantan los animales y los dos gatos está siendo una experiencia estupenda y maravillosa.

Para quienes duden que dos machos no pueden estar juntos, si desde cachorro han crecido juntos no habrá muchos problemas. Eso si, hay que esterilizar a ambos desde bien pequeños para que no lleguen a desarrollar la necesidad de marcar territorio. Ya estos dos tiene casi la fecha fijada para sus respectivas operaciones, que sin duda la iremos comentando por aquí.

Finalizamos el año con una estupenda estampa, con Zipi y Zape delante de la chimenea, plácidamente recostados . A simple vista se les ve lo bien que están, lo felices que son y lo bien atendidos que se encuentran.

La foto lo dice todo, ¿No creéis? No sé quienes están más contentos, si nuestros sobrinos Darío y Leandro o los dos gatos. Han hecho un grupo perfecto, se han compaginado muy bien y de seguro que ya los cuatros , a los ojos de Zipi y Zape, son ya una gran manada.

Feliz Año Nuevo a todos, el año que viene volvemos con más entradas, historias, anécdotas y curiosidades. ¡Nos vemos!

 

1 comentario sobre: “Zipi y Zape nos despide el año desde su nuevo hogar”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*