Cómo cuidar a un conejo enano

conejos

Cada vez hay más gente que quiere mantener mascotas menos convencionales alejadas de los perros y de los gatos. Los pequeños mamíferos han encajado muy bien en la vida en cautividad y la mayoría de las especies pueden convertirse en perfectos animales de compañía.

Pero, sin lugar a dudas, los conejos enanos se han vuelto extremadamente populares. Eso se debe principalmente a que son muy fáciles de reproducir y a que apenas requieren cuidados específicos.

Además, algo que los hace más atractivos es que existen muchas variedades y colores diferentes entre los que elegir.  Las razas más populares son los conejos toy, los conejos belier y los conejos angora. Elegir la mejor jaula para conejos es indispensable para garantizar su bienestar diario. El alojamiento de los conejos es crucial. Hay que tener en cuenta que los pequeños mamíferos van a pasar allí la gran parte de su vida, por lo que debe ser un lugar amplio y espacioso correctamente complementado con todo tipo de accesorios. Lo más importante es ofrecerles un buen refugio en el que puedan esconderse siempre que así lo deseen, varios juguetes y mordedores para que puedan desgastar sus dientes para prevenir un crecimiento excesivo. Para maximizar la higiene lo más importante es ofrecerles un buen lecho absorbente de maíz, de madera o de papel reciclado que sea capaz de absorber toda la humedad y todos los olores.

Para cuidar su aseo diario es conveniente cepillarles el pelo de forma continuada, especialmente si se trata de una raza de cabello largo como es el caso de los conejos angora. Sin embargo, lo más importante para garantizar su salud a largo plazo es la alimentación. Ofrecerles la comida más apropiada es sencillo actualmente porque existen multitud de piensos especiales para conejos enanos en la gran mayoría de tiendas de mascotas. Para crear una dieta más enriquecida hay que complementar el pienso con mixturas, con frutas y con vegetales frescos. Ocasionalmente se les pueden ofrecer frutos secos, pero no hay que excederse porque suelen contener muchas calorías.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*