Peces como Mascota y Cuidados de los Acuarios

Hoy en día hay muchas personas interesadas en el mantenimiento de los peces en cautividad y en este artículo vamos a hablaros sobre los puntos a favor y sobre los puntos en contra de estas mascotas. Como ya hay muchos fabricantes especializados en el mundo de la acuariofilia en la actualidad es sencillo encontrar acuarios baratos en las tiendas oficiales, pero en ocasiones completar el medio con todos los accesorios que esos animales necesitan hace que se suba un poco el presupuesto.

En primer lugar vamos a hablar de los acuarios para peces de agua dulce, que son los más habituales en los hogares de todo el planeta. Hay que distinguir entre los peces de agua fría y entre los tropicales. Los de agua fría son más fáciles de cuidar y el más representativo es el pez cometa, la típica carpa naranja que todos vemos en las tiendas de mascotas. Los peces tropicales necesitan un acuario con más control ya que necesitan agua caliente y hay que controlar la temperatura en función de los requerimientos de cada especie. Hay que leer mucho sobre los peces que vayamos a mantener antes de comprarlo.

Los peces de agua caliente necesitan un calentador y un termómetro que regule la temperatura, pero por lo demás son bastante similares a los de agua fría. Es importante cuidar muy bien su alimentación con piensos especiales para peces. Además, hay que limpiar el acuario de forma habitual para asegurar que los parámetros del agua sean los correctos en todo momento.

Los que sí requieren unos cuidados muy diferentes son los peces de agua salada, cuyo entorno es mucho más complicado de establecer y de controlar. Cada vez hay más aficionados a la acuariofilia marina y eso ha permitido que las grandes marcas ya comercialicen kits completo preparados para mantener entornos de arrecife.

Un acuario debe complementarse con un buen sistema de filtración y con luces especiales para asegurar el correcto desarrollo de los seres vivos que habiten el entorno acuático. Por supuesto los acuarios deben decorarse con plantas, con un buen sustrato y con figuras ornamentales diseñadas para tal fin. ¿Te atreves a mantener a un pez como mascota?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*