Mis mascotas

20jul 14

Guarderías caninas

Buenos días,

ya llega el verano y las vacaciones, así que hoy hablaremos de las guarderías caninas y de cómo escoger la más adecuada para nuestros perros.

 

Foto sacada de la web:  www.centrocaninodelsomontano.com

Foto sacada de la web:
www.centrocaninodelsomontano.com

 

Lo primero que diré es que los perros no suelen echar de menos a sus dueños; eso es una cualidad únicamente humana, por lo que en ese aspecto no deberíamos “humanizarlos”, pero sí deberemos tener en cuenta que ellos estarán X días en un ambiente nuevo, con reglas nuevas, con otros perros, básicamente muy desorientados e intentándose adaptar a ese nuevo ambiente.

Para mí, por tanto la calidad del cuidador es el punto número 1 por el que escogería una guardería. Si esa persona sabe interpretar el estado de ánimo y las necesidades del animal este se sentirá más rápidamente adaptado y “como en casa”. Los perros pueden sentirse abatidos, solos, estresados, desorientados, pueden no hacerse con la nueva manada de perros con los que los hemos juntado o con las normas de ese espacio, son muchas las novedades a tener en cuenta.

Por ejemplo es bueno para ellos respetar sus momentos de tranquilidad (que los necesitan) y tener un canil adaptado donde puedan estar solos pero también que tengan momentos de ocio y momentos de ejercicio físico. Asimismo hay que aplicar las mismas normas que impondrías a tu propio perro y no consentirle. En toda casa hay unas reglas y se han de cumplir con coherencia, paciencia y firmeza.

El punto número dos que para mí también es importante es la limpieza y la seguridad. Limpieza en cuánto a desinfección (que esté limpio de pulgas y garrapatas, que le eliminen los excrementos cada día, etc). Seguridad para evitar que el inquilino se escape o pueda hacerse daño. Hay que tener en cuenta que “Accidents happens” siempre. Igual que en su propia casa el animal puede sufrir una torcedura o una torsión de estómago o un golpe de calor si es verano, en una guardería también puede pasar y no por eso deberemos criminalizar a la persona que nos cuida al animal que ya de por sí tiene una responsabilidad enorme porque lo que tiene a su cargo no deja de ser un ser vivo, que además no es suyo, es de un tercero y hará todo lo que esté en su mano por ayudarle.

En tercer lugar, aconsejaría a los dueños que si un sitio les gusta, no cambien y sean siempre fieles. Los motivos son muy sencillos: los animales estarán mejor y más adaptados porque recordarán los olores de ese lugar, ya conocen las reglas y rutinas, la persona que lo cuida también ha tenido tiempo para conocer al perro y saber sus gustos, sus costumbres y sus “particularidades” por lo que la estancia cada vez será más gratificante.

Por último,miraría el precio. Calidad no necesariamente significa que tenga que ser más caro, pero si es cierto que un pienso de gama alta tiene un coste más elevado que otros y el trabajo de ese cuidador también tiene  un coste que entraría en los baremos de lo que yo llamo “calidad”.

Espero la entrada de hoy os haya sido útil mascoteros.

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

*

Google+

Google+

Sobre la autora

Etóloga canina en proceso y auxiliar veterinaria. Aprendo de mi manada cada día y siempre tienen algo que enseñarme. Espero aquí "humanizándolos" un poco a través de mis relatos, mostraros sus sentimientos y ayudaros a entenderlos para conseguir más harmonía.