Mis mascotas

26feb 15

Consejos para educar a tu gato

El gato es un animal que va muy a su bola y hace lo que quiere y esto conlleva que muchas veces tenga conductas que no sean buenas. Que arañe los muebles, que se haga pis por la casa o que incluso se muestre violento con sus dueños, son cosas que si ocurren hay que pararlas de inmediato.

Por eso, a la hora de tener un gato es importante que le des una buena educación si no quieres que tu casa acabe patas arriba. Tienes que crear un vínculo con tu minino, que sepa que le quieres pero que eres tú el que manda. Por suerte, los gatos son muy inteligentes y tienen una gran capacidad de aprendizaje.

Mi consejo es que lo cojas cuando todavía sea pequeño, porque así te será más fácil acostumbrarle a los buenos hábitos que si ya es mayor y tiene un bagaje detrás.

cat-528390_1280

Prémialo cuando se porte bien

Por naturaleza, los mininos se van a comportar como les dé la gana… y eso no puede ser. Así que debes enseñarle a hacer las cosas bien y cuando lo haga prémiale para que vea que cada vez que hace eso, recibe una recompensa a cambio y lo asocie a algo bueno. No creas que va a hacer las cosas bien por pura amabilidad o generosidad hacia ti.

Lo más efectivo es que reserves alguna comida que le guste mucho a modo de premio, que le acaricies o que juegues con él.

Castígalo por su mala conducta

Los gatos son animales muy astutos y traviesos que siempre querrán salirse con la suya. Así que es probable que al menor descuido hagan algo digno de castigo. Y eso es lo que tienes que hacer, castigarle.

Por supuesto, nunca le pegues o le hagas algún daño físico al gatito. Simplemente ríñele, grítale un ¡no! contundente y decidido cada vez que haga algo malo. Es bueno que le riñas siempre de la misma manera, con las mismas palabras para que lo asocie más fácilmente a un castigo.

También es importante que le riñas en el momento en que lo hace, porque por ejemplo, si descubres que ha hecho trizas una camiseta y le vas a reñir una hora después cuando está tumbado tranquilamente, le confundirás y creerá que lo malo es estar tumbado. Vamos, que o lo descubres en el acto o te lo guardas para la próxima.

Si le castigas con frecuencia te empezará a coger tirria, pero te aseguro que si le enseñas a portarse bien y le premias cuando lo haga, cada vez irá portándose mejor y apenas tendrás que pasar el mal trago de castigarle.

Etiquetas: , , ,

2 comentarios

  1. […] gato se educa? Por supuesto!!!!  pero no podemos seguir los mismo patrones que con un perro. A un gato se le […]

    Responder
  2. […] tenga una caída que puede ser fatal para su integridad.Hace muchos años, cuando Artemiso era un gatito, si no llega a ser porque la ventana de piso donde vivíamos ( bastante alto por cierto), pues si […]

    Responder

Deja un comentario

*