Mis mascotas

16sep 14

¿Qué gato se adapta mejor a ti?

Razas de gatos

Estás pensando en comprar un gato, uno bonito, adorable, cariñoso y suave. Y llegas a la tienda de animales y resulta que hay un sinfín de razas donde elegir… ¿qué hacer? ¿cuál es mejor?

Hay gatos para todos los gustos y personalidades y antes de elegir sería bueno que comparases cuál es el más compatible contigo. Lee estos consejos que te harán la elección más fácil.

Peludos o sin pelo

La gran mayoría de gatos cuentan con un pelaje brillante y suave, ya sea largo o corto. Aunque hay un escaso número de razas que podría decirse que están calvas. La raza más conocida por esto es el sphynx (o esfinge), aunque hay otras que pueden salir sin pelo o teniéndolo muy cortito, como el devon rex.

Si por el contrario quieres que tu gato se parezca a un peluche al que dan ganas de achuchar, los mejores son el himalayo o el persa, que parecen una bola de pelo gigante. Y si quieres un punto medio, que tengan pelito pero no demasiado largo lo tendrás muy fácil, ya que la mayoría de razas son así.

Perezosos o hiperactivos

Si eres una persona con mucha paciencia a la que no le importan demasiado las cortinas, los muebles o los jarrones, puedes tener perfectamente un gato hiperactivo. Si por el contrario, pierdes los nervios a la mínima y te encanta tener tu casa impoluta y sin un rayón, decántate mejor por uno más bien vago.

El persa es el perezoso por excelencia, aunque otros como el maine coon, el mau egipcio o el chartreux también suelen serlo. Con una buena cama blandita les tendrás ganados.

En la otra cara de la moneda tenemos al bengala o el bombay, dos mininos de aspecto salvaje y a los que les encanta juguetear y corretear a todas horas. El siamés también suele ser bastante activo, aunque ya se sabe, cada gato es especial y diferente.

Comunes u originales

Dentro del mundo de los gatos los hay que existen desde hace cientos de años, las razas más puras y más extendidas por el mundo o bien las más recientes, cruces que ha creado el ser humano y que han dado lugar a nuevas razas más complicadas de encontrar.

Las más conocidas dentro de lo desconocido son el Serengeti y el seychellois. Creados hace unos 20 o 30 años, el primero se creó con el fin de hacer un gato doméstico con aspecto salvaje y el segundo como cruces entre siameses y otros gatos orientales. Ambos tienen una belleza exótica y unas características aún por descubrir.

Si prefieres uno común que sepas de antemano que vas a saber cuidar, los mejores son el europeo, el siamés o el angora, las razas que puedes encontrar en la mayoría de hogares.

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

*