Mis mascotas

20sep 12

Bosque de Noruega, el gato lince

Bosque de NoruegaInformación básica:

Tamaño: grande
Pelaje: denso y semilargo
Color: pardos y grisáceos
Rasgos: ojos grandes y almendrados
Cola: larga y peluda
Promedio de vida: 15 años
Carácter: tranquilo
Relación con los niños: buena
Alimentación: controlada
Coste mantenimiento: medio
Clasificación General: gatos de pelo semilargo
Clasificación FIFE: categoría II: gatos de pelo semilargo

El gato bosque de Noruega es un gato de aspecto exótico, similar al de un lince, de origen silvestre y procedente de los países nórdicos. Aunque sus antepasados fueron animales salvajes, este proviene ya de gatos domésticos, y por lo tanto es un felino muy demandado como mascota en todo el mundo.

Un minino muy especial

Este gato se diferencia de otros en varias cosas. Tiene un pelaje más largo de lo normal, con una doble capa, que cumple la función de ‘abrigo’, ya que al proceder de sitios muy fríos necesitaba algo con lo que protegerse. Esto no quiere decir que vaya a ir dejando la casa llena de pelo, al contrario, no suele soltar demasiado salvo en los cambios de estación. Eso sí, un cepillado a la semana y un baño al mes es imprescindible, ya que el pelo se le enreda y se le ensucia mucho.

También tiene un tamaño más grande de lo normal, pudiendo alcanzar hasta los 8 kg. de peso. Hay que tener especial atención con el tema del peso ya que el gato bosque de Noruega puede sufrir obesidad fácilmente, por lo que hay que cuidar su alimentación y ayudarle a hacer ejercicio, jugueteando con él y haciendo que no esté sentado ni parado a todas horas. Aun así, es un gato activo, le encanta trepar y subirse a sitios altos para observar desde allí todo lo que le rodea, además tiene un sentido del equilibrio increíble.

Es un gato hogareño, mimoso y muy sociable. Le encanta estar rodeado de gente y sobre todo de otros gatos para poder relacionarse y jugar.

Es un buen animal para tener como mascota, sano y nada problemático, pero hay que tener en cuenta que procede de países nórdicos donde hace frío y por lo tanto, no sería conveniente tenerlo en una ciudad demasiado calurosa.

Etiquetas: , , ,

Un comentario

  1. […] son Artemiso y Luna. Fueron los dos primeros gatos que llegaron a casa. Nacieron en el verano del 2004 y desde entonces están con nosotros. Nos […]

    Responder

Deja un comentario

*