Mis mascotas

03sep 13

Mau egipcio, un gato sagrado

Mau EgipcioInformación básica:

Tamaño: medio
Pelaje: corto y resistente
Color: plata, bronce, humo, negro
Rasgos: piel moteada, ojos verdes
Cola: moderadamente larga y más fina en la punta
Promedio de vida: 12 – 15 años
Carácter: tranquilo
Relación con los niños: buena
Alimentación: principalmente carne
Coste mantenimiento: bajo/medio
Clasificación General: gatos de pelo corto
Clasificación FIFE: Categoría III: gatos de pelo corto y somalí

El mau egipcio podría considerarse el descendiente directo de los antiguos gatos sagrados egipcios, que eran venerados y momificados junto a sus dueños. Tiene un aspecto y unas características similares a los gatos representados en las obras de arte y en los grabados egipcios.

Llegó a Europa en los años 50 y desde entonces esta raza exótica se ha ido popularizando.

Aspecto

El mau se caracteriza por la belleza de su pelaje, moteado y que puede tener diferentes tonalidades, desde plateado, bronce o ahumado. Su cuerpo es flexible y ágil, con unos andares elegantes y una gran destreza para saltar gracias a que sus patas traseras son algo más largas que las delanteras.

Su cabeza es del tamaño y la forma común, y lo que más llama la atención son esos ojos almendrados, profundos y cautivadores en tonos verdes o ámbar. Además de una marca muy curiosa que tienen todos ellos en la frente, en forma de M. Es la llamada “marca del escarabajo

Características

Aunque este minino tiene unos andares propios de un gato salvaje, no os dejéis engañar porque es de lo más manso y pacífico. Cuando está frente a un desconocido se muestra tímido y desconfiado, pero una vez se le va conociendo se vuelve más cariñoso, juguetón y muy fiel.

Es independiente y le gusta que le dejes un poco de espacio para que se mueva a sus anchas. Aunque se adapta a cualquier espacio y vivienda es recomendable que tenga alguna zona donde corretear y desatar su instinto cazador.

En general es un gato que no necesita mucha atención ni grandes cuidados, basta con que le cepilles y le bañes de vez en cuando y le des una alimentación variada.

Lo único especial que tienen es que no soportan muy bien las temperaturas bajas, así que en invierno no te olvides de poner la calefacción para que tu mau esté calentito.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

*