Relajado, sonríe más

Una sesión de fotos con nuestra mascota tiene que ser algo divertido para ambos.

Para ello es importante que el perro este tranquilo y cómodo.

Evitando su estrés lograremos que su expresión este relajada y podremos fotografiar esas caritas que tanto nos gustan.

www.iegua.com  modelo: Trufa

Nuestra actitud tiene que ser positiva. Recordemos que los animales son muy intuitivos y expertos en lenguaje corporal.

Así que si nos frustramos por no lograr la imagen que buscamos, ellos lo detectaran enseguida y reaccionarán a esa emoción.

Tampoco es bueno excitar a nuestra mascota con muchos estímulos ya que si luego queremos que se sienten y estén quietos para la foto, será imposible.

El perro no entenderá los dos mensajes opuestos que le estamos mandando. Así que nuestra actitud tiene que ser tranquila y serena.

No olvidemos que es importante también respetar los tiempos de la mascota para evitar su estrés.

Si vemos que nuestro perro empieza a bostezar mucho, será el momento de darle un descanso porque se está estresando.

Recordar que tiene que ser algo divertido para ambos. 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*