Bruma

  Cuando se coge un perrito desde cachorro, tenemos que estar preparados para atender sus necesidades. Kitty llegó a casa pesando 400 gramos y tenía tres meses. Se pasaba casi todo el día durmiendo, cuando quería comer lloraba y se acercaba a su cuenco. Comía varias veces al día y por la noche me tenía que levantar dos veces para darle una papilla que hacía con las bolitas remojadas en

Continúa leyendo