Recuperada

Kitty ya se encuentra bien. ¡Por fin, se le ha pasado el embarazo psicológico !  Ya no busca por los rincones ni por debajo de los armarios, tampoco va  gimoteando con la perra de goma en la boca y no la cambia de sitio cada cinco minutos. A pesar de que estos días ha llovido bastante ha querido salir a la calle más tiempo. Ha vuelto a jugar con su pelota y su

Continúa leyendo