La operación de los espolones.

¡Hola de nuevo! Hoy quiero contaros qué ocurrió con las patas traseras de Whisky y qué nos animó a operarle de ello. Whisky nunca nos ha dejado cortarle los espolones sin que se pusiera excesivamente violento y arañara, gruñera e incluso “mordiera” a la persona que intentaba cortárselos. Y ante la imposibilidad de hacerlo, fui a la clínica veterinaria a preguntar qué podíamos hacer. El espolón había crecido y el

Continúa leyendo