Mascotas Mascotas

Etiqueta embarazo psicológico

Visita al veterinario

  El viernes pasado fui con Kitty al veterinario a una consulta para despejar las dudas que tenía sobre la conveniencia de vaciarla. Esta vez el embarazo psicológico le ha durado muchas semanas, no quería salir a la calle, no comía e iba con su muñeca de habitación en habitación lloriqueando. Cuando buscaba un lugar seguro, excavaba con sus patas, la ponía  y  luego con el morro la tapaba. El embarazo psicológico 

Continúa leyendo

Recuperada

Kitty ya se encuentra bien. ¡Por fin, se le ha pasado el embarazo psicológico !  Ya no busca por los rincones ni por debajo de los armarios, tampoco va  gimoteando con la perra de goma en la boca y no la cambia de sitio cada cinco minutos. A pesar de que estos días ha llovido bastante ha querido salir a la calle más tiempo. Ha vuelto a jugar con su pelota y su

Continúa leyendo

Otra vez

  Kitty, al igual que la otra vez que tuvo el celo, tiene embarazo psicológico.  Esto es es un fenómeno fisiológico que pueden sufrir algunas perras y  consiste en la aparición de las mismas manifestaciones que podría presentar una hembra embarazada aunque sin estarlo. Al tener este problema, las perras tienen una serie de cambios físicos: •    Hinchazón de las mamas. •    Producción de leche o líquido seroso. •    Abdomen abultado.

Continúa leyendo

Celo

    Kitty ha estado en celo en agosto. Entendemos por  celo, el periodo de tiempo en el que está un perra  receptiva y dispuesta para la monta con el macho. El primer celo puede darse entre los 6 o 7 meses de edad hasta los 15 meses dependiendo de la raza, a partir de ahí  lo tendrán durante toda su vida. Normalmente,  suele durar unas 4 semanas y en él se pueden diferenciar

Continúa leyendo

Visita al veterinario

  Kitty ya está mucho mejor de su embarazo psicológico, el fin de semana estuvimos en el campo. Se lo paso genial, estuvo jugando al balón, ladrando a los pájaros y a los ruidos que oía y escondiendo la perrita. Se la llevamos pues  igual se ponía a lloriquear o a buscarla desesperada pero, la verdad, es que no le hizo mucho caso.     Ayer, volvimos de nuevo al

Continúa leyendo

Embarazo psicológico (2ª parte)

Kitty ya está recuperada de la gastroenteritis pero aún no se le ha pasado el embarazo psicológico. Hasta el domingo no quiso salir a la calle, como hizo bueno aprovechamos la mañana para dar un buen paseo. Ayer, la veterinaria nos dijo que ya no comiera más tortilla de perejil pero debemos seguir con las friegas de alcohol. Ya no echaba leche por las mamas pero si  un poco de suero.

Continúa leyendo

Embarazo psicológico

  ¡Menuda semana qué lleva Kitty! Ayer, otra vez tuvimos que volver al veterinario. Se levantó y cogió su perrita  preferida (con la que sale en la foto) y no hacía más que ir con ella de habitación en habitación lloriqueando. Cuando buscaba un lugar seguro, excavaba con sus patas, la ponía  y  luego con el morro la tapaba. La estuve observando un buen rato y me pareció que podía

Continúa leyendo