Otra vez

  Kitty, al igual que la otra vez que tuvo el celo, tiene embarazo psicológico.  Esto es es un fenómeno fisiológico que pueden sufrir algunas perras y  consiste en la aparición de las mismas manifestaciones que podría presentar una hembra embarazada aunque sin estarlo. Al tener este problema, las perras tienen una serie de cambios físicos: •    Hinchazón de las mamas. •    Producción de leche o líquido seroso. •    Abdomen abultado.

Continúa leyendo