Simplifica tu presente…¡Reconocerás más señales!

Douglas me mantiene supeditada con una enorme pata sobre mi antebrazo, por lo que escribir se me hace complicado…aún así sigo preguntándome por qué me encanta este dichoso bicho. Es un sharpei de unos 6 meses, enérgico, robusto y cabezota, tremendamente luchador, vivaz y a la vez dulce y cariñoso como un cachorro de León. Por increíble que parezca, estos momentos en los que ya todos duermen y los únicos

Continúa leyendo