Ha llegado el frío

  Estos primeros días de diciembre están siendo muy aburridos pues está lloviendo mucho y Kitty apenas quiere salir a la calle. Por las mañanas, sale más contenta e intentó dar con ella una vuelta a la manzana pero por las tardes se niega a salir.  Le encanta que le ponga el impermeable, se pone toda contenta, pero cuando salimos y se le mojan la patas empieza a recular y quiere volver a casa.

Continúa leyendo