Diesel

  En el asalto a un piso en el barrio de Saint – Denis en París para detener a los terroristas que habían atentado unos días antes en esa ciudad, murió una perra llamada Diesel.  En esa operación también hubo cuarto policías heridos. La perra era una pastor belga, una Malinois de 7 años y estaba entrenada para localizar explosivos.  Entró en  el apartamento donde se habían atrincherado los terroristas, para calibrar la amenaza y fue abatida.

Continúa leyendo