Salva a su dueña ciega

  Figo, un golden retriever de 8 años, salvó a su dueña de ser atropellada por un minibús escolar. Audrey Stone es invidente e iba con su perro guía por Brewster, Nueva York. Figo recibió el golpe del  minibús al que se lanzó para proteger a su dueña. El conductor no vio a la señora ni al perro cuando cruzaban el camino. Los dos niños de preescolar que iban en el vehículo resultaron ilesos.

Continúa leyendo