Rescatada de un coche

Esto lo  hemos tratado un montón de veces en Las aventuras de Kitty y todos los veranos tenemos casos de perros encerrados en coches que sufren un golpe de calor. Nunca cuando el calor empieza a apretar desde primavera hasta  verano, no debemos dejar a los perros en el coche, da igual que sea 10 minutos mientras entramos a comprar algo a una tienda o que bajemos un poco las ventanillas.

Continúa leyendo