No a la pirotecnia

Como todas la Navidades, los perros lo pasan mal con los petardos, bengalas, bombas, fuegos artificiales… Los perros tienen un sentido del oído muchísimo más desarrollado que nosotros, esto les permite percibir sonidos muy débiles que son totalmente inaudibles para nosotros. Los perros, por ejemplo, pueden oír una tormenta que esté a 10 kilómetros. Además, los perros no sólo registran sonidos cuando están despiertos sino que también lo hacen cuando

Continúa leyendo