Cómo enseñar a nuestro perro a estar quieto

De la misma manera que enseñamos a nuestro perro a sentarse, hacemos lo mismo pero con la palabra tumbado o túmba, para que se tumbre. Primero hay que dominar completamente el sentarse, luego, pasaremos a tumbarse. Cuando tengamos las dos dominadas, pasamos a estarse quieto. De la misma manera que en los casos anteriores, ahora hay que elegir la palabra y siempre decir la misma. Por ejemplo, quieto, es la

Continúa leyendo