Cala y Brutus

  Cala y Brutus, eran dos cachorros de pastor alemán que dieron la vida para salvar a su dueño de morir quemado en el incendio que se originó de madrugada en la planta baja de la casa  a mediados de enero. Omar Menéndez estaba durmiendo en el primer piso y fue despertado por los perros, que le alertaron del fuego. El joven consiguió salir de la casa saltando por una ventana desde

Continúa leyendo