Permanecen junto a su dueño fallecido

  Un perro y un gato han velado durante días el cuerpo de su dueño fallecido en un municipio coruñés de Arteixo, hasta que fue hallado por los servicios de emergencia. Al perro, llamado Willy, le acompañaba su compañero felino, Pachi de ojos verdes y algo más revoltoso. Willy intentó impedir que nadie se acercase a su dueño, Dámaso,  que se encontraba en el pasillo fallecido.  La policial local tuvo que llamar al Servicio de Recogida de Animales 

Continúa leyendo