Ni contigo, ni sin ti

                En el post anterior, os conté cómo me había decantado por el gato persa como animal de compañía. Su carácter afable y tranquilo le convertían en una opción perfecta para una familia con niñas. Aunque es verdad que los gatos de esta raza  son muy mansos y cariñosos, los padres debemos intentar que el niño no altere su espacio ni su intimidad.

Continúa leyendo