Corona virus

 

Cuando tenemos un perro se nos informa de las vacunas que necesita para prevenir ciertas enfermedades, entre ellas la Parvo, pero nadie nos habla del coronavirus, o al menos no a mí.

Después de que Niza diera a luz y tras haber dado a todos los cachorros (menos a Enzo) Niza empezó a hacer cosas muy raras. Estaba apática, no tenía ganas de comer… y lo más alarmante de todo es que defecaba líquido color rojo y que olía muy mal. Asustados, llamamos al veterinario, el cual nos dijo que no le gustaba nada todo aquello y que fuésemos de inmediato a la clínica, eran ya las 12 de la noche pero no queríamos esperar.

Cuando llegamos, el veterinario, en este caso veterinaria ya que nos atendió Ana, le tomó la temperatura a nuestra perra y al sacar el termómetro el olor de las heces le mostró la causa de su malestar, “Niza podría tener Parvo o Coronavirus” pero para confirmarlo le hizo un test.
Estábamos muy nerviosos y mirábamos el test como si nos fuera la vida en ello, esperando que se cumpliera el tiempo sin que saliera nada, pero no fue así, el test dio negativo en Parvo pero positivo en Coronavirus. ¿Y qué es el Coronavirus?.- nos preguntamos.

El Coronavirus, al igual que la Parvo afecta a la vellosidad intestinal y puede provocar su muerte, dependiendo del estado de salud que tenga el animal y el tiempo que lleve con el virus. Niza estuvo muy grave ya que seguía un poco débil tras el parto y la lactancia. El pequeño Enzo y Canadá también fueron tratados contra el virus por si acaso, pero realmente nos mostraron muchos síntomas.

Para esta enfermedad aun no existe una vacuna fiable por lo que no se le suele poner a nuestras mascotas.

Fueron días de mucho miedo, no sabíamos si Niza podría superar la enfermedad. Tras unos días ingresada, el riesgo pasó y pudimos llevarla a casa, no sin antes lavar la casa a fondo con lejía y tirar todos los comederos y mantas que estuvieron en contacto con ella.
DSC_0356

Como siempre digo, acude a tu veterinario ante cualquier cambio que notes en tu perro por poco que sea, él es el profesional y el que puede salvar o aliviar a tu mascota.

Un abrazo.

África Fernández

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*