La moda de las razas

¡Cuánto daño hacen las modas a los animales!

DSC_0356

A los humanos nos gusta mucho aparentar,  a todos alguna vez que otra nos ha gustado presumir de algo que tenemos y otros no. Esa moda también llegó a los animales y de la peor manera posible.

Cuando un una raza de perro o alguna especie de animal está de moda, comienzan a salir camadas por todos lados, se venden al mejor postor y el comprador en pocos meses paseará orgulloso con su nueva mascota por la calle para que todos lo admiren.

Cuando  la gente compra un animal porque está de moda ¿qué hará cuando ya no lo esté? Lo mismo que con la ropa, lo tirará al bombo de reciclaje que en estos casos puede ser la perrera o lo regalará al primero que vea, no importa si lo tratará bien o mal.

Las personas solemos pensar que al comprar un animal este se librará de ser abandonado y no es verdad, hay muchos perros de raza en las perreras o vagando por las calles. Inhumanos que se cansan de ellos ya sea por que han pasado de moda o porque no sabían la responsabilidad que conlleva tener una mascota. Pastores alemanes, Dovermans, incluso Bracos de Weimar que tan de moda están ahora.

La culpa no solo es nuestra sino de  los medios de comunicación que en vez de realizar sus anuncios con perros abandonados o cruces, los hacen con perros de pura raza como para dar más caché.

Ahora es el turno del Weimaraner, seguro que lo habéis visto en anuncios de varias marcas muy conocidas, pues de aquí a unos años veremos a más de uno vagando por la calle o en una perrera como ya comienzan a estar. Aunque no hace falta esperar unos años ya que desde hace algún tiempo han ido abandonando a algunos, de hecho existe una asociación que se dedica a rescatar animales de esa raza o parecidas.

En realidad lo que os quiero decir es que no os dejéis influir por las modas, porque tarde o temprano pasan y una chaqueta podemos tirarla a la basura, pero un animal es un ser vivo que siente y padece igual que nosotros.

Así que a la hora de incluir un animal en vuestra familia tened claro que será para toda su vida y que necesitará unos cuidados que debemos satisfacer, gastos veterinarios, largos paseos y sobretodo  mucho cariño.

 

África Fernández

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*