Se acaba el verano

¡Buenas tardes amigos!

He estado un poco alejada del blog pero aquí estoy de nuevo con nuevas historias sobre nuestras mascotas y sobre aquellas que aun no tienen familia pero están deseando sentir el cariño y el calor de un hogar.

El verano está terminando y, como todos los veranos, ha sido muy duro para los más débiles, aquellos que no tienen voz, los animales.

Cada verano aparecen perros abandonados por las calles, las carreteras o los descampados. Hay familias que por no tener a alguien que cuide a su mascota o por no poder llevársela las abandonan a su suerte.

Estoy cansada de ver perros vagando por las calles, metidos en cheniles en la perrera o simplemente muertos, ya sea por atropello o desnutrición.

Un verano más la perrera hasta los topes (y ya sabe que en la perrera no duran mucho ya que cada miércoles hay sacrificios), las protectoras y asociaciones de animales a rebosar intentando ayudar a cualquier animal que lo necesite, pero ellas también tienen su límite.

Debemos concienciar a todas aquellas personas que las mascotas no son peluches que podemos tirar a la basura cuando no podamos o no queramos ocuparnos de ellos. Las mascotas son seres vivos que sienten y padecen como nosotros y que también necesitan amor.

Quizás soy un poco repetitiva en este aspecto, pero no me importa repetirlo mil veces si con eso vamos a concienciarnos de una vez.

NO ABANDONES A TU MASCOTA EN VACACIONES…mejor… NO ABANDONES NUNCA A TU MASCOTA.

Rey

Mañana os hablaré de Rey, un pastor alemán que nos encontramos hace unas semanas mi novio y yo abandonado en unos eucaliptos, desnutrido y sin ganas de vivir.

Como avance os diré que ahora mismo está recuperándose en una casa de acogida.

Un saludo.

África.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*