A la cárcel por maltrato animal

Aunque no es la primera persona CONDENADA por matato animal, ya que hay cuatro casos anteriores de maltratadores de animales si es la primera persona que entrará en prisión. Carmen Marín, ex propietaria del albergue Parque Animal de Torremolinos,  tenía la concesión del Ayuntamiento para recoger las mascotas abandonadas en el municipio  ingresará en la cárcel para cumplir casi cuatro años  tras ser condenada por el exterminio masivo de mascotas.

La acusada en la Audiencia Provincial de Málaga  fue declarada culpable por maltrato animal continuado toda vez que quedó demostrado que la ex presidenta de la protectora administraba, desde principios de 2008 hasta octubre de 2010, un producto eutanásico en menor dosis de la necesaria para ahorrar dinero, lo que provocaba en los perros y gatos una lenta agonía. El procedimiento habitual era conducir a los animales, daba igual si estaban sanos, eran jóvenes, cachorros… a una zona restringida para los empleados del centro, en donde se les exterminaba. En verano eran cuando se producían más sacrificios para ello compró 15 litros de eutanásico, 25 veces más de lo que se consume en una clínica veterinaria en el periodo investigado. En dos de los tres años investigados, se cobró la muerte de más de 1.200 animales.1510232114_899110_1510232191_noticia_normal

foto: www.elmundo.es/andalucia

Además, se condena a Marín por intrusismo profesional al administrar el producto mortal sin la titulación necesaria, y por falsedad documental, dado que simuló la firma y sello de veterinarios en los listados de animales incinerados para poder cobrar el servicio del Ayuntamiento de Torremolinos. Así mismo se le impone una multa cercana a 25.000 euros atendiendo a la capacidad económica de la acusada, que cuenta con más de una treintena de pisos y tres locales comerciales en Málaga. También,  tendrá que indemnizar a los socios de Parque Animal y a uno de los veterinarios a los que despidió.

 Esperemos que esta sentencia permita que otros maltratadores entren en la cárcel y volvemos a pedir desde este blog penas más duras.

Kisses,

Olalla

perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*