Acurrucada junto a su perro

Acurrucada junto a su perro, así  es como han encontrado a una niña de Ávila tras nueve horas desaparecida. La pequeña fue vista por última vez cuando iba con su perro, Kie,  y su padre de camino a casa tras dar un paseo. Los vecinos del municipio de Gil – Garcia  de apenas 41 habitantes y a 91 kilómetros de Ávila, en pleno Parque Regional de la Sierra de Gredos  junto con miembros de la Guardia Civil con perros y voluntarios de Protección Civil se pusieron enseguida a buscarla.podenco-1480917_640

Una vecina puso a la Guardia Civil sobre la pista, al contarles que creyó oír a la niña pasar por su casa. Los agentes detectaron cerca del lugar pisadas del zapato de la menor en uno de los caminos que van al monte. La pequeña de dos años fue hallada dormida en el monte, hecha un ovillo, tiritando y abrazada a su perro que  no se separó de la pequeña en ningún momento. El Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) de la Guardia Civil y efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) escucharon el ladrido de la mascota de la niña en respuesta a los ladridos de los perros de rastreo. Siguieron el sonido y encontraron a la menor, al lado de unas zarzas acurrucada su mascota. 60                                                                       foto: @ProteCivilAvila

El estado de la pequeña, salvo por unos arañazos en su cuerpo, era bueno, si bien los agentes la llevaron hasta los servicios sanitarios desplazados a la zona para su reconocimiento. Tras comprobar que estaba bien, se produjo un emotivo encuentro con sus padres, que habían participado muy activamente en la búsqueda.

 Kisses,

Olalla

perro
2 comentarios sobre:
“Acurrucada junto a su perro”
  • Por desgracia no se le ha reconocido al perro su protección y fidelidad. La familia lo deja encadenado a un remolque… Así se lo agradecen.

    • Hola Sara,
      Eso leí y me pareció terrible. También, en la red leí un mensaje de la directora de una protectora que decía que el perro está bien tratado, es muy querido en la familia y que le habían atado pues estaban agobiados por el eco que se habían hecho los medios. Quiero creer que está señora era real y decía la verdad.
      Sí no es verdad y no recibe un trato digno es una pena después de proteger y ayudar a la niña en la noche.
      Gracias por tu comentario.
      Un saludo,
      Olalla

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*