¡Al rescate!

 

Ayer, fue el día de los perros de rescate.  Estos  se utilizan  para detectar la presencia de personas sepultadas bajo escombros (terremotos), riadas, aludes, incluso para localizar personas que se han perdido en campo abierto.

La creencia general es que el perro busca el rastro de la persona, pero no es así. Se les enseña a los  perros a “ventear”, que no es otra cosa que oler el aire para poder detectar partículas de olor humanas. De esta manera y con un entrenamiento férreo y continuado, el perro aprende a localizar estas partículas y a discriminar el olor de las personas que se encuentran en la superficie, dedicándose exclusivamente a buscar el de aquellas a las que no puede ver.
13010747_10153703004465852_2779137076302958679_n
Cuando el perro ha localizado el foco de olor, avisa a su guía, ladrando y sin moverse del lugar. Una vez localizado el punto exacto, se retira al perro para proceder con los equipos de desescombro. Las razas más adecuadas son: pastor alemán, pastor belga malinois, boorder collie, labrador retrieverperro de aguas español
CgvT0cGW0AAS7P6
Desgraciadamente, estos días han tenido que actuar debido al terremoto de 7.8 grados que sufrió Ecuador a mediados de este mes con un balance hasta el momento de 602 personas muertas, 130 desaparecidas. En los planes de evacuación cuando ocurre un desastre natural deberían estar  incluidos  los animales.

Los bomberos de Quito han logrado  rescatar a varios perros, a un pato de que llevaba más de 96 horas  bajo los escombros, a una cotorra que había sobrevivido al desastre dentro de su jaula,  a un conejo blanco…

CghLTrwWsAA-lpJ

Cgb151xWcAEhZdb

CghZ4_gWEAAqvYafotos: twitter.com/BomberosQuito

El Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC) ha habilitado  dos albergues temporales para las mascotas afectadas    atendidos por veterinarios voluntarios. Posteriormente, se intentará  contactar con los dueños,  de ahí la importancia de identificar a nuestras mascotas mediante chip o placa identificativa.  Los que se encuentren sin dueño se les llevara a otras partes de Ecuador para encontrar adoptantes.

La labor de estos perros, también la de los voluntarios y bomberos es encomiable. En este terremoto ha fallecido el perro de rescate de los bomberos de Quito. Dayko falleció victima del agotamiento  tras ayudar a rescatar a 7 personas.

Kisses,

Olalla perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*