Bentley

bentley-perro-ebola-dallas-nina-pham

  En Estados Unidos ha ocurrido un caso similar al de aquí,  una enfermera se infectó de ébola y también tenía un perro. En este caso, al perro de la enfermera norteamericana le pusieron en cuarentena y no fue sacrificado como Excalibur. El perro se  llama Bentley tiene un año de edad  y es de raza Cavalier King Charles Spaniel.  Al igual que aquí, el perro de la enfermera, llamada Nina Pham, se había quedado en su apartamento cuando ella tuvo que acudir  al hospital al presentar los primeros síntomas del virus. Las autoridades de Dallas decidieron no matar al perro de la enfermera ya que como comentó el alcalde la ciudad: “El perro es muy importante para el paciente y queremos que esté seguro“.  Así que a Bentley  le pusieron en cuarentena. Le tuvieron dos días en casa y un equipo de veterinarios  le llevaban comida y le  realizaban chequeos para cerciorarse de que no se encontraba mal.

Dallas Animal Services and Adoption Center photo of Bentley the dog belonging to Nina Pham in Dallas

  Tras estar esos días en casa le llevaron hasta un alojamiento temporal en una base naval, está siendo tratado por Tammy Beckham, una veterinaria experta en enfermedades contagiosas de la Universidad de Texas A&M.  Allí se encuentra como en su casa, su juguete favorito son los  conos de gomas rellenos con mantequilla de cacahuete,  ha recibido un montón de  juguetes procedentes de donaciones y, además,  escucha música clásica. En este lugar tendrá que pasar los 21 días de cuarentena, cuando pasen estos días ‘Bentley’ tendrá que someterse a una prueba para comprobar si está infectado de ébola. En caso de que no muestre síntomas será liberado.

10446583_783741751681982_3432370913704904124_n

perro-bentley-da-negativo-prueba-ebola

(Imágenes vistas schnauzi)

  El Servicio de Animales de Dallas ha estado publicando fotos del estado de Bentley  en su página web y dando puntualmente información de cómo se encontraba. La enfermera ya ha sido dada de alta pero su perro tendrá que estar bajo vigilancia hasta el día 1 de noviembre, a pesar de  que en la pruebas que le han ido realizando estos días ha dado negativo. Nos alegramos un montón de que Bentley se recupere pronto y se rencuentre con su ama.

  En esta vida hay que tener suerte hasta para ser perro. 

Kisses,

Olalla

perro

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*