Bye, bye summer

 

Las vacaciones ya se han acabado y volvemos a retomar el blog con más ilusión. Desde Las Aventuras de Kitty contaremos nuevas historias de nuestros amigos de cuatro patas, denunciaremos casos de maltrato, recomendaremos productos para nuestras mascotas, trataremos temas de salud

11374575_1610720105875656_491801864_n

Muchos de vosotros nos habréis seguidos por las redes sociales (Twitter e Instagram). Kitty se lo ha pasado genial pues ha estado todo el día en el jardín, jugando a la pelota, columpiándose,  ladrando a los pájaros,  persiguiendo a los gatos que entraban en casa…

DSC00798

Hemos recibido varias visitas de amigos, familiares y primos perrunos.  Además, un día fuimos con Kitty a pasear por Burgos.

11356365_1624275897815964_468254448_n

DSC00872 - copia

Ahora, toca volver a la rutina.  Al igual que a nosotros, también, a los perros les afecta el cambio por lo que pueden llegar a deprimirse por no entender por qué ya no estamos tanto con ellos y les dejamos solos. Durante las vacaciones hemos tenemos más tiempo para ellos: hemos jugando a la pelota con ellos, los paseos han sido más largos… Por ello, los veterinarios recomiendan una rutina parecida a la del día a día cuando  estamos de vacaciones, puesto que un exceso de atenciones, puede llevar a que después desarrolle ansiedad por separación (no quiere quedarse solos y le da por destrozar objetos, morder muebles, ladrar y aullar constantemente…). Hay que tener paciencia para conseguir que el perro se readapte a los nuevos horarios, así como para corregir vicios adquiridos durante este tiempo que ha compartido con nosotros.   Es conveniente regresar unos días antes de retomar las obligaciones laborales con el fin de evitar un cambio de horario drástico nada más llegar. Si el perro se encuentra decaído el veterinario nos aconsejara  darle un pienso con un aporte vitamínico especial.

Al regresar es importante realizar un chequeo en el veterinario para ver sí está bien todo bien (espigas en los oídos, dermatitis o pequeños cortes) y llevarles a la peluquería para que les arreglen el pelo. Es necesario tener  mucha paciencia, dar largos paseos y mucho cariño para  que nuestro perro  vaya retomando sus horas de descanso y actividad.

 Kisses,

Olalla

 

perro

1 comentario sobre: “Bye, bye summer”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*