Cala y Brutus

 

Cala y Brutus, eran dos cachorros de pastor alemán que dieron la vida para salvar a su dueño de morir quemado en el incendio que se originó de madrugada en la planta baja de la casa  a mediados de enero. Omar Menéndez estaba durmiendo en el primer piso y fue despertado por los perros, que le alertaron del fuego. El joven consiguió salir de la casa saltando por una ventana desde una altura de seis metros. Fue a buscar ayuda, pero cuando consiguió acceder de nuevo a la vivienda, los perros habían muerto por asfixia.

thumbfoto:www.facebook.com/retireddogs112

Por ello, la asociación Retired dogs 112, va a solicitar permiso al Ayuntamiento de San Martín del Rey Aurelio para colocar una placa o escultura, que  se financiará con medios propios de la organización  o haciendo una campaña,  en honor a  estos dos perros. Ninguno de los perros eran  perros policía, ni de rescate, ni de alerta, pero  tenían madera de K9 pues pusieron su vida al servicio de los demás y eso debe ser recordado para siempre.

Omar y  su pareja, no pensaban en tener más perros, después del incendio pero desde Retired dogs 112 les han convencidoadoptaran a un perro jubilado  también se harán con una hembra pequeña. En el perfil de una red social de la asociación, la foto consiguió más de 3.000 “me gusta” y tuvo un impacto en más de 200.000 personas.

Por algo dicen: El perro es el mejor amigo del hombre.

Kisses,

Olallaperro

4 comentarios sobre:
“Cala y Brutus”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*