Carmelo o Fray Bigotón

Los que tengáis perfiles en RRSS a lo mejor habéis leído esta noticia ya que en los últimos días se ha publicado en varios sitios. Este perro, es un cachorro de raza Schanuzer, se llama Carmelo pero los monjes le han puesto el mote de Fray Bigotón. fotonoticia_20170308152458_644Carmelo era un perro callejero hasta que fue adoptado por los monjes del Monasterio de San Francisco de Cochabamba, Bolivia. El fundador de los monjes franciscanos es San Francisco de Asís, patrón de los animales así que no es de extrañar que este perrito se convirtiera en un miembro más de la orden franciscana. Según el fray Jorge Fernandez: “Su vida se resume en jugar y correr, aquí todos los hermanos le queremos mucho. Es una criatura de Dios“.fotonoticia_20170308152458-17032046939_320Carmelo les ha robado el corazón a los monjes pues es imparable, travieso y muy simpático. Un día decidieron participar en un concurso de disfraces y ahí surgió la idea de crearle un hábito como el de ellos. La labor más importante de Fray Bigotón es la de ayudar a otros perros como él, es decir,  a encontrarles un hogar.fotonoticia_20170308152458-17032047009_640La adopción fue posible por un grupo de rescate animal local llamado Proyecto Narices Frías. Fray Bigotón ha salido en las televisiones y webs de EE.UU, Argentina, Perú, España, e incluso en Hola! México.fotonoticia_20170308152458-17032046979_640Los franciscanos, con la difusión de estas imágenes quieren servir de ejemplo para que otros monasterios se decidan a abrir sus puertas a animales que necesitan un hogar. fotonoticia_20170308152458-17032046949_640fotos: www.europapress.es

“Si tan sólo todas las iglesias del país pudiesen adoptar un perro y cuidarlo como lo hacemos con Fray Bigotón“.

Kisses,

Olalla perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*