Condenado por cortarle el rabo a su perro

Un hombre, vecino de Galdakao municipio cerca de Bilbao, amputó “de forma injustificada” el rabo a su perro. El Juzgado de lo Penal número 5 de Bilbao le ha condenado a ocho meses de prisión  por un delito de maltrato animal. El dueño le cortó al perro el rabo con un objeto romo y sin asistencia veterinaria. La Asociación Animalista Aprova, fue la que denunció los hechos. Fueron los vecinos de este individuo quienes le llamaron alertados gemidos de dolor que se oyeron cuando le cortaron cruelmente el rabo sin la herramienta adecuada y sin anestesia, así como la tristeza y pena que presentaba el animal.

dog-1912874_640

Los hechos fueron los siguientes, el hombre amputó el rabo a Puppy y le produjo una herida en la que “sobresalían los tendones, la musculatura e incluso se le veía el hueso y la piel estaba empezando a necrotizarse”. Al día siguiente, el dueño acudió a una clínica veterinaria sin el animal y después de que su responsable le instase a llevarlo, el profesional practicó al perro unas curas y le intervino quirúrgicamente una jornada después. No solo eso sino que, también, el dueño antes de amputarle había pisado y golpeado al perro en la calle.

Las asociación animalista que lo denunció quiere que esta condena “cree jurisprudencia y contribuya a que actos tan violentos hacia los animales cesen para siempre y que estos delincuentes paguen sus penas dentro de prisión”.

Kisses,

Olalla perro

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*