Cuidado con los peluches

 

Kitty, a pesar de tener solo tres años, ha tenido muchos peluches pues los muerde todos. Antes de navidades, rompió  la muñeca de goma en forma caniche. No se separaba de ella, incluso, cuando tuvo los embarazos psicológicos era la que guardaba y protegía.

CIMG3707

Lo malo fue que se tragó algo de guata del interior y se la quedó por la zona de la garganta. Empezó a hacer unos ruidos raros, parecidos a ahogarse, y comenzó a chupar las alfombras compulsivamente. Al final, de tanto chupar, devolvió varias veces. Viendo que no se la pasaba, incluso, le dimos miel, bajamos de urgencia al veterinario.

cc

1505498_10202992021950554_613789929_n

Allí, la exploraron y la hicieron varias radiografías. Nos dijeron que no tenía ningún cuerpo extraño pero sí mucho gas como consecuencia de haber chupado las alfombras. Nos explicaron, que esto lo hacen para crearse una bola de pelos y vomitar para expulsar lo que les molesta. La pusieron dos inyecciones y la mandaron dieta blanda. A día siguiente, volvimos y nos dijeron que ya estaba todo bien.

CIMG4467

La muñeca quedó así. Debemos estar siempre atentos a lo que hacen nuestros perros, sobre todo, si son tan destrozones como Kitty.

Kisses,

Olalla

perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*