El perro anti – veneno

En este blog ya hemos hablado muchas veces de los intentos de matar a los perros poniendo trozos de comida con clavos, alfileres o veneno. Así que muchos de nosotros ya no podemos ir a los parques con nuestras mascotas y menos soltarles para que se desfoguen.

En Zaragoza cuentan con un perro muy especial llamado Albatrox. Este perro de raza border collie fue encontrado en 2014 cuando tenía 3 años por el personal del Centro Municipal de Protección Animal de Zaragoza. Se cree que le abandonaron por ser un perro muy activo. El centro estaba buscando un perro al que adiestrar en la localización de venenos para perros ya que últimamente habían muerto varios perros en la ciudad.

_pqgrande5jun16014_24ee842c

Alfonso Martínez, adiestrador de Albatrox, reconoce que el entrenamiento es un trabajo largo, de unos seis meses de duración, que consiste en intentar convertir el rastreo de venenos en un juego para el perro. Cuando detecta algo, Albatrox tiene que tumbarse sin llegar a tocar lo que ha olido. Cuando lo hace correctamente, Alfonso le da una pelota de premio. Para el perro esto es un juego. Alfonso y Albatrox hacen salidas a diario por dos o tres zonas verdes de la ciudad, si no encuentran nada, el adiestrador pone un cebo falso para que el perro lo encuentre y esté  motivado. Una de las denuncias más comunes, es la de objetos punzantes escondidos en comida pero Albatrox solo detecta elementos químicos. Ahora, Alfonso le  va a preparar un curso de adiestramiento para detección de objetos metálicos y cuando lo termine, buscara un nuevo compañero para Albatrox. Así que tras este curso, habrá dos perros en los parques zaragozanos jugando a salvar a otros perros. La labor  que realiza es muy difícil ya que en Zaragoza hay más de 200 zonas verdes. Con motivo de la celebración del día de San Antón, el Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza (COVZ) le hizo entrega de su galardón anual a Albatros, no solo por su instinto, el carácter o su trabajo constante sino por la  sorprendente historia que hay detrás.

_DSC0966copia_e6c0fa69             http:www.heraldo.es

Los propietarios de perros en cuanto veamos algo sospechoso en un parque nunca debemos retirar esos  objetos sospechosos sino que debemos llamar  a la policía.

Kisses,

Olalla perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*