El último día de Duke

 

  Duke era un labrador negro que fue adoptado por la familia Roberts hace aproximadamente tres años, un año después de haberle adoptado, se le detectó un osteosarcoma (cáncer de huesos). El cáncer era muy agresivo y aunque le amputaron una de sus patas delanteras, con la esperanza de detener la rápida extensión del tumor, esto no fue suficiente, y la salud de  Duke se fue deteriorando. Por ello, la familia tomó la dura decisión de ponerle una inyección letal (eutanasia) para ahorrarle más  sufrimiento.

image

  Antes de que la veterinaria fuera a ponerle la inyección, la familia (los Roberts)para agradecer a Duke  los buenos momentos que habían vivido juntos, le prepararon una multitudinaria fiesta de despedida.  Duke estuvo comiendo hamburguesas, chapoteó en un parque acuático, fue visitado por sus vecinos, su peluquera…   Así mismo, quisieron inmortalizar ese día  y para ello  contrataron a un fotógrafo Robyn Arouty.

2

Imágenes vistas aquí  

  Arouty decidió  compartir esta emotiva despedida a través de internet, por lo que la historia de Duke ha recorrido todo el mundo. A las fotografías, ordenadas de manera cronológica, ha añadido pies de foto donde se imagina cuáles eran  los sentimientos que el perro tenía en cada momento de ese maravilloso día. También, en este vídeo sobre Duke podéis que bien se lo ha pasado con su familia los años que ha estado con ellos. Hay dueños que maltratan a sus fieles amigos de compañía pero menos mal que son más los que tratan bien a sus perros.

http://www.youtube.com/watch?v=FZ-rl5SVlvM

 

Kisses,

Olalla

perro

 

 

 

4 comentarios sobre:
“El último día de Duke”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*