Envenenamiento

 

A principios de febrero ya os conté que se estaban dando casos de envenenamientos de perros en parques y calles de distintas ciudades. El perro de la portavoz de Pacma fue uno de ellos. En Barcelona, por la zona de la Villa Olímpica, murieron  tres perros y en un parque de Miranda de Ebro, también se  intentó envenenar a otros tres. Esta semana, en Bilbao, un chico paseaba con su perro por el monte cuando una persona le dio algo. Al poco, el chico tuvo que llevar el perro al veterinario pues la persona le había dado al perro albóndigas con veneno.

En Cádiz, concretamente en Valdelagrana, la semana pasada alguien dejó esparcidos por el parque cinco trozos de morcilla rellenos de una sustancia muy similar al veneno matarratas. Una chica tuvo que quitar de la boca de su perro una de estas morcillas envenenadas. Al día siguiente denunciaron los hechos a la policía. El artífice de esta tropelía se tomó su tiempo pues cinco morcillas aparecidas habían sido previamente vaciadas  y rellenadas.

CIMG4619

También, se desató la alarma en Peñaranda de Duero por la aparición en sus calles de carne con alfileres camuflados. Un perro ingirió un trozo de carne abandonado en el suelo. El dueño, tras pasar una horas, vio que no se encontraba bien por lo que le llevó rápidamente a una clínica. Tras varias radiografías se observaron varios cuerpos metálicos en el estómago del perro. El veterinario le operó de urgencia extrayéndole una pieza de carne que enmascaraba 18 alfileres metálicos. El perro pudo salvar su vida. Después un mes de pesquisas, la policía ha identificación al presunto autor de los  hechos, un hombre de 79 años.

Los autores de estos hechos, se estarían enfrentando a entre tres meses y un año de cárcel según el artículo 337 Código Penal, que lo tipifica como delito penal. Y en caso de que algún animal fuera afectado se enfrentaría a entre siete meses y un año, llegando hasta los tres años de cárcel si algún animal muere por el veneno.

Cuando paseéis con vuestros perros por parques y aceras no los perdías de vista ya que pueden comer algo o algún desaprensivo ofrecerles comida con veneno o con alfileres, clavos…

Kisses,

Olalla perro

6 comentarios sobre:
“Envenenamiento”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*