Espigas

 

  Otros de los problemas de pasear por el campo en primavera, a  parte de las garrapatas,   son las espigas. Estas gramíneas, de aspecto similar al trigo, se desprenden de la planta con el viento o por el roce, nuestro o de nuestros perros. No sólo se enredan en el pelaje de nuestro perro, sino que además pueden llegar a introducirse en la piel y en los orificios de nuestra mascota, pudiendo llegar a producir múltiples molestias y heridas graves.

CIMG3630

  Los perros de pelo largo y/o orejas caídas son más proclives  que se les claven por lo que en estos casos habrá que estar más atentos.

CIMG3640

Si vemos que nuestro perro tiene alguno de estos síntomas:

–       Estornuda sin razón y se frota el hocico con las patas.

–       Se lame las extremidades de forma insistente.

–       Sacude la cabeza o la ladea constantemente.

–       Tiene un ojo cerrado e inflamado.

  Seguramente, tendrá una espiga  y debemos llevarle al veterinario para que se la extraigan. Las espigas se van introduciendo cada vez más, pudiendo llegar a quedarse incrustadas en partes complicadas dónde se necesitaría cirugía. Una de mi perras tuvo más de un año una espiga en el oído, el veterinario lo único que hacía era mandarla gotas. Hasta que mi madre se plantó y le dijo qué la dormiría para verla bien el oído y le saco una espiga toda negra.

c

Debemos revisar  minuciosamente a nuestro perro después de cada paseo:

–       Miraremos ojos, orejas, nariz y zona interdigital.

–       Pasaremos la mano, escrutando la piel con los dedos.

–       Retiraremos las espigas superficiales que veamos, con mucho cuidado de que ninguna parte de la espiga haya quedado dentro de la piel.

  Además,  se debe cepillar bien  a fondo a nuestro  perro y revisar  que no haya rastro de  espigas. Durante la primavera, es  recomendable recortar  los pelitos de la cara interna de las orejas y los dedos para reducir el riesgo de que las espigas se enganchen en estas zonas delicadas.

ggg

¿Habéis tenido problemas con las espigas?

Kisses,

Olalla

perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*