Feliz Navidad

 

Desde Las Aventuras de Kitty queremos desearos una muy  Feliz Navidad.  Estas fechas no les gustan mucho a nuestras mascotas pues suele haber mucha gente en las calles, mucho ruido debido a los petardos, bengalas y fuegos artificiales, también mucho trajín de familiares y cambios de casa.

CIMG4497 - copia

El otro día estuve en el veterinario y me comentaron que estas fechas son bastante peligrosas para nuestras mascotas.Durante las navidades, se dan muchos  atragantamientos de perros y después de las fechas reciben a otro montón de ellos  con empachos y diarreas a causa de la comida que les han dado.  Así que debemos tener en cuenta algunas cosas  en estas fechas para que nuestros animales de compañía no tengan problemas durante estas fechas.

- Nunca debemos dar comida nuestra al perro ya que puede contener algún ingrediente perjudicial para ellos, además, la gente que venga a nuestra casa debe tener claro cuáles son las normas de la casa con la alimentación de nuestro perro para que no le den restos de alimentos de las cenas o comidas familiares. En estas fechas muchos dulces navideños llevan chocolate, este contiene teobromina, una sustancia que resulta muy tóxica para el perro, además, también pueden contener leche y nuestro perro no digiere bien la lactosa. Otros alimentos prohibidos para los perros son los frutos secos, ya que los digieren mal. Así mismo, las cáscaras del marisco les pueden causar molestias estomacales y estreñimiento y  los huesos  provocan perforaciones intestinales. Tampoco se le debe dar carne de cordero pues los perros no la digieren bien  debido a su grasa,  causándoles   vómitos y diarreas.

A pesar de todo esto, podemos  dar un gusto a su paladar, siempre de manera adecuada.  Se le puede poner en un plato un poco de pavo al horno, pero sin salsa. Y jamón york, sin excederse. También, le podemos comprar dulces preparados especialmente para ellos. Yo, el año  pasado, le compre a Kitty una tableta de turrón y un roscón de Reyes de  la marca Miguitas, especialmente elaborados con productos naturales.

- Debemos tener mucho cuidado con las luces y cables, bolas, adornos y serpentinas de Navidad. Todos estos adornos y objetos brillantes  resultan  muy atractivos para nuestras mascotas y al mismo tiempo suponer un gran peligro para ellas.  A la hora de decorar la casa o árbol de Navidad piensa en la altura de tu mascota, ya que  pones los adornos del árbol muy bajos o cerca de algún mueble, puede que intente cogerlos para jugar y al final acabe por tirarlo todo, incluido el árbol. No dejes a su alcance objetos de pequeño tamaño que tu mascota pueda tragar.  Mucho cuidado con que no muerda o mastique luces encendidas podría sufrir una fatal descarga eléctrica y clavarse los cristales de las pequeñas bombillas. Asegúrate de desenchufar las luces cuando te vayas fuera de casa para evitar sustos.

- En Nochevieja no debemos dar al perro ninguna uva,  tanto al natural como cuando se procesan para conseguir uvas pasas, resultan perjudiciales para el perro.

- En Navidad tenemos en casa plantas como la flor de Pascua, es  tóxica para el perro, y las hojas como agujas del árbol  pueden provocar daños internos en el intestino o la garganta.

- Se debe tener cuidado con el cubo de la basura pues el perro puede ir allí a robar comida, a mi alguna vez me ha pasado con Kitty. Podéis colocar el cubo de la basura en un lugar alto donde el animal no tenga acceso o bien un cubo con  tapa.

- Muchos perros  sufren por los   fuertes ruidos producidos por los petardos, bengalas y fuegos artificiales en fin de año, debido a su delicado sistema auditivo ( cuatro veces más potente que el del ser humano). Muchos perros, sí  se encuentran en la calle son capaces de salir huyendo,  así que, estos días se les debe llevar atados.  No se les debe,  ni acariciar ni  hablar, ya que el  tono suave de la voz como las caricias pueden ser entendidas por el perro como un premio o una gratificación por su comportamiento, tampoco se les debe castigar. Se le debe permitir que se esconda debajo de algún mueble o lugar donde se sienta seguro para evitar un sufrimiento aún mayor. Si el perro está muy nervioso, jadeante y no para quieto será necesario utilizar una medicación adecuada a fin de lograr tranquilizar al animal. En el caso de que se  quede solo en  casa, es aconsejable dejarle en una habitación  con las persianas bajadas, con agua,  y con música a un volumen que disimule las explosiones.

Espero que paséis unas felices fiestas en compañía de vuestros familiares y vuestras mascotas.

                        ¡Feliz Navidad!

Kisses,

Olalla

perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*