Justicia para Chocolate

Chocolate era un cachorro de tres meses de raza labrador que vivía en San Francisco, Córdoba (Argentina). La mamá de Chocolate, una perra callejera, fue encontrada y adoptada por una familia de ese barrio, después descubrieron que estaba preñada pero no se pudieron hacer cargo de todos los cachorros que tuvo. Hasta que les buscasen un hogar, los perros vivían en una casa abandonada cerca de la suya. Un día cuando fueron a darles de comer, no encontraron a Chocolate. Al final, le encontraron tirado en una habitación de la casa. Le habían despellejado en el cuello,  en la cabeza y le cortaron una oreja. Le llevaron al veterinario y resistió casi ocho días pero al final falleció.

puppy-1221791_640

Este caso indigno a la ciudad y al país. Se produjeron  manifestaciones en varias ciudades del país para pedir entre otras reivindicaciones, leyes más severas contra el maltrato animal. Días después, detuvieron a un varón de 36 años. Según los investigadores, los ladridos de Chocolate alteraron a este hombre quien terminó saltando la tapia y mutilando al animal. Esta persona se negó a declarar y fue puesto en libertad ya que se trata de un delito excarcelable: infracción a la ley Sarmiento de maltrato animal. Según la norma argentina se  establece que “será reprimido con prisión de 15 días a un año el que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales”. Esperemos que le caiga la pena máxima.

Kisses,

Olalla perro
2 comentarios sobre:
“Justicia para Chocolate”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*