Kira regresa a su hogar

Si hace dos meses desde Las Aventuras de Kitty os avisabamos de que en los parques se estaban sucediendo casos de robos de perros y el mes pasado, también, os contabamos el caso de un chico al que le robaron el perro mientras estaba tirando la basura. Esta vez ha ocurrido en Bilbao.

Los dueños de Kira, una mini pinscher de 3 años viajaba dentro de su trasportín en el maletero del coche, iban al ambulatorio. Aparcaron el coche,  la madre y la hija se adelantaron, mientras que el padre fue a sacar el tique de la OTA sin cerrar con llave y se unió a ellas. Al regresar del médico se dieron cuenta de que su mascota había desaparecido. Se pusieron a dar una vuelta como locos con su coche tratando de localizarla, pero al final interpusieron una denuncia y empezaron a difundir su foto por las redes sociales.kira_22408_1

foto: www.deia.com

Esa misma noche, una chica llamó para decirles que por una zona concreta había visto un trasportín de tela rojo con el fondo negro y una manta de colores. Sus dueños no tenían duda, era su perra. Así que desde aquel instante se pusieron a buscarla por diferentes barrios de Bilbao. Esta familia se ha sentido muy arropada por los amantes de los animales, que le asesoraban sobre las páginas en las que colgar su llamamiento. En el día a día la han echado de menos pues para esta familia, su mascota es un miembro más de la familia

Los días pasaban y no tenían noticias de su perra hasta que hace algo mas de una semana, recibieron una llamada de un chico que hacía tres días había comprado en la calle una perra a un desconocido por 100 euros y que creía que era la suya. Cuando el padre, acudió a la cita para comprobar si era su perra, se quedo sin palabras. La perra estaba asustada, hasta que le dijo: “Kira,  bonita  y se le echó encima“. El chico le iba a pedir los papeles de la perra o la denuncia para cerciorarse de que era suya pero que solo viendo su actitud ya no había mucho más que hablar. El dueño de Kira le reembolsó el dinero a modo de gratificación. Aunque Kira está bien antes estaba más activa y ahora está mucho metida en su casa. Se asusta bastante y está como triste.

Cuando salgáis a la calle con vuestros perros, tened mucho cuidado y estaros atentos.

Kisses,

Olalla

perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*