Llegó el invierno

 

Esta semana ya ha llegado el invierno: el frío y la lluvia, por lo que no está de más daros unos consejos para evitar que nuestras mascotas se pongan enfermas. Kitty cuando llueve no quiere salir, al final, sale a rastras tres minutos hace pis y a casa.  Cuando las temperaturas bajen mucho, debemos tener cuidado con nuestros perros, especialmente, con  los perros mayores ya que muchos de los cuales ya padecen enfermedades crónicas y con los cachorros porque las defensas no están desarrolladas de manera suficiente.

page

Cuando hay mucha diferencia de temperatura entre las casas con calefacción y la calle, ese cambio tan brusco no es recomendable para la salud del animal y se aconseja proteger al perro con un abrigo específico y  sacarle lo justo para que haga sus necesidades. El aparato respiratorio del perro sufre las consecuencias de los enfriamientos.

5153_10208499015421949_170366163861216169_n

Algunos de los síntomas son: mucosidad excesiva, inflamación de la garganta, malestar general y fiebre.  Algunas razas caninas se adaptan sin problema al frío como los perros llamados nórdicos. Otros, como el chihuahua o el yorkshire terrier no soportan el frío y pueden enfermar. Las cinco enfermedades que pueden coger nuestro perro en invierno son: faringitis, laringitis, bronquitis, pulmonía y tos de las perreras.

1661665_10208597684768621_7010596693815258139_n

Tened en cuenta estos consejos a la hora de sacar a vuestros perros de paseo cuando el tiempo esté desapacible:

- Evitad salir a la calle durante las horas más frías del día, pasead a media mañana y media tarde. Los paseos deben ser más cortos. Buscad zonas arboladas para estar más resguardados o sino intenta que tu perro camine del lado de la pared y protégele de la lluvia con un impermeable o del frío con un abrigo.

- Debemos secar bien al perro tras un paseo bajo la lluvia.  Al llegar a casa, le secaremos con el secador, y las  patas con una toalla. En la calle no le dejes que se tumbe sobre superficies muy frías o húmedas.

-  Coloca su cuna encima de una alfombra pero no cerca de la calefacción, para evitar que acuse más la variación térmica con respecto al exterior. Si el perro duerme en una caseta debe estar acondicionada para ello.

-  Evita los cambios bruscos de temperatura: protégele con algún impermeable o abrigo.

-  No se les debe cortar el pelo. Además, los baños tienen que ser menos frecuentes. Cuando les bañemos, les debemos secar muy bien. También, se pueden utilizar los champús en seco.

-  Cuando volváis del paseo, premia a tu perro  por haber hecho los deberes.

-  En invierno los perros queman más calorías para mantener el calor corporal,  por lo que se les debe aumentar la cantidad de pienso.

-  Nunca dejes a tu perro solo en el coche cuando hace mucho frío.

- Juega con él en casa, yo a Kitty suele tirar la pelota por el pasillo para que haga un poco de ejercicio. Les podéis comprar algún juego de inteligencia.

-  Si ha nevado o quieres llevar   a tu perro a la nieve debes ponerle algún tipo de prenda de abrigo. Si el paseo será largo es muy recomendable ponerle algún tipo de protector para almohadillas. Ten cuidado y no le pierdas de vista pues los perros se pierden con mayor facilidad en esas condiciones y para ellos es más difícil olfatear cuando el suelo está cubierto por hielo o nieve. Es conveniente que les limpies las patas cada cierto tiempo. Evita que se las chupe, la sal es mala para ellos. No dejes a tu perro comerse la nieve, lleva agua por si tiene sed. Mucho cuidado con los anticongelantes,  son productos tóxicos y  extremadamente venenosos. Después del paseo, sécale bien y  revisa su almohadillas.

Kisses,

Olalla perro

4 comentarios sobre:
“Llegó el invierno”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*