Llegó el otoño

La foto de portada ilustra esta entrada es de la semana pasada pero parece que sea del verano. Estos primeros días de octubre y los últimos de septiembre ha hecho unas temperaturas agradables. En cambio, estos días están siendo demasiado otoñales y desapacibles. Al igual que a nosotros a nuestros  perros también se ven afectados por los cambios meteorológicos. La caída de las temperaturas y el aumento de humedad pueden causar problemas de salud a nuestros perros.

IMG_6108

Algunos de ellos pueden ser:

- Alergias ambientales y a los ácaros del polvo: la caída de las hojas y la polinización  puede provocar problemas respiratorios o dermatológicos en los perros que sean alérgicos a determinadas plantas. Otros pueden sufrir problemas alérgicos que causan picor más o menos grave según cada caso.

- Sobrepeso por falta de ejercicio: las salidas al exterior son menos frecuentes y por tanto nuestro perro hace menos  ejercicio físico.

-  El paseo:  no le dejes beber de los charcos ya que ese agua puede estar  contaminada. Si llueve ponle un chubasquero y al llegar a casa sécale bien con una toalla y el secador. Los perros mayores suelen sufrir artrosis, artritis o dolores articulares por lo que la humedad y el frío suelen agudizar los síntomas de dolor, rigidez… así que protégele con un jersey o con un impermeable.

DSC01631

Muda pelo: esto depende mucho de la raza y el tipo de pelo, sin embargo, es importante su cuidado. Es indispensable que cepillemos su pelaje diariamente, mantengamos su baño y nos aseguremos de secarlos bien después y acompañemos todo esto de una buena alimentación.

- Parásitos externos: las pulgas son muy pequeñas y pueden pasar desapercibidas, sobre todo, en perros de color  oscuro. Los huevos de las pulgas pueden desarrollarse con facilidad tanto en interiores como en exteriores.  Las pulgas pueden transmitir un parásito plano llamado Dipilydium caninun,  es una tenia o gusano plano intestinal. Aparece porque nuestro perro mientras se rasca puede ingerir una pulga. Otro problema que pueden ocasionar   es la Dermatitis alérgica producida por la saliva de la pulga, produce irritación y molestias que pueden llegar a convertirse en un problema grave cuando el animal afectado intenta aliviarse rascando la zona afectada. Para prevenir estos parásitos debemos examinar a los perros  de forma habitual, cepillarles y utilizar pipetas, collares o sprays  antiparasitarios. 

Leishmaniosis: es recomendable realizar a nuestros perros un test de leishmania si ha pasado el verano en una zona donde  esta enfermedad sea frecuente. La leishmaniosis es una enfermedad producida por un protozoo que es transmitido por un mosquito llamado flebótomo. El periodo de incubación puede ser variable, y hay animales que pueden tardar meses en manifestar síntomas clínicos que nos hagan sospechar de ella. Por ello, un diagnóstico precoz es muy importante de cara al tratamiento y pronóstico.

- Cuidado con los resfriados: al igual que nosotros, nuestras mascotas pueden sufrir de resfriados en esta época del año. Algunos perros suelen coger  la “tos de las perreras”. Si ves que tu perro  tose, tiene flemas,  o  hace gestos de tener algo clavado en la garganta, llévale al veterinario para descartar que tenga esta enfermedad. En estas fechas tambiñen son frecuentes las faringitis, traqueítis y otras inflamaciones de las vías respiratorias que pueden complicarse y convertirse en neumonías graves.


CIMG4513

 En el caso de que sospeches de que tu perro está teniendo algún problema de salud, te recomendamos que acudas a tu veterinario.
Kisses,

Olalla perro

3 comentarios sobre:
“Llegó el otoño”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*