Los animales no son cosas

El Día de San Valentín tuvimos una noticia muy buena, el Congreso a iniciativa de Ciudadanos votó a favor de reformar el Código Civil para que los animales dejen de ser cosas. Los partidos políticos solo se acuerdan de los animales y de sus dueños cuando se acercan las elecciones y en sus programas electorales lleva distintas propuestas como crear nuevos espacios verdes exclusivos para ellos, ampliar el horario de poder soltarles en los parques o destinar un área de la playa… Hace más de dos años que Francia legisló a favor de  las mascotas,  otorgándoles derecho como “seres vivos dotados de sensibilidad“. Hasta esa fecha, las mascotas eran consideradas como “bienes muebles” (el Parlamento votó para cambiar la ley de 1804) pues bien gracias a una petición (tuvo cerca de 700.000 firmas) las mascotas en Francia no serán consideradas sólo como una propiedad. Los perros y gatos de Francia tendrán una mejor protección legal contra el maltrato o abandono, debido a que el dueño se enfrentaría a una pena de prisión. Esta ley también ayudará a determinar quién se queda con los animales domesticos en  caso de divorcio, así como permitir a las personas dejar herencias a sus animales.16708617_10212125235195177_1523673445240831420_n

El diputado de Ciudadanos, Guillermo Díaz y el Observatorio de Justicia Animal registraron hace unos meses en el Congreso de los Diputados más de 243.000 firmas (entre ellas la nuestra) con el fin de que los animales dejen de ser considerados “bienes semovientes“. Con el Código Civil actual, los animales de compañía se equiparan con otros bienes de carácter mueble por lo que pueden ser embargados y ejecutados por los acreedores, subastados para liquidar una comunidad de gananciales o introducidos en lotes y sorteados en supuestos hereditarios. Por todo esto, la proposición no de ley de Ciudadanos reclama una modificación del Código Civil para que las mascotas resulten inembargables, indivisibles en situaciones de comunidad e intransferibles en negocios onerosos. Según la abogada del Observatorio Justicia y Defensa Animal, Nuria Menéndez de Llano el reparto de animales en casos de crisis o rupturas familiares es uno de los asuntos más espinosos debido a la antigüedad del Código Civil. Los casos son bastante frecuentes y el problema es que el juez civil tiene que aplicar el Código tal y como está, en su literalidad. Si se reconociese a los animales como ‘seres sintientes‘, el juez tendría que velar también por el bienestar del animal y en vez de limitarse a ver cuál de las dos partes puede aportar la factura, podría tener los vínculos afectivos“.

16640730_10212125234915170_986872536582577339_n

El Código Civil español data nada más y nada menos que de 1889 y ya es hora que se reforme para que los animales reciban el estatuto jurídico que ya les otorga el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Éste en su artículo 13, reconoce a los animales como seres sentientes, es decir, seres vivos dotados de sensibilidad. Nuestro Código Civil considera a los animales domésticos como “bienes semovientes“, es decir, cosa que se mueve. Con la nueva reforma legal del Código Civil,   los animales serán definidos como seres vivos dotados de sensibilidad.

Kisses,

Olalla perro
2 comentarios sobre:
“Los animales no son cosas”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*