Luchando contra las bacterias

En este blog hemos hablado de los perros de terapia, perros que ayudan a detectar explosivos, perros que ayudan a los ciegos… pues bien en esta entrada os quiero hablar de Angus, el perro de raza spaniel que lucha contra las superbacterias que se encuentran, principalmente, en los hospitales. ¿Qué son las superbacterias? Son microbios resistentes a los antibióticos y que generan todo tipo de infecciones.10982307_444427519043107_5416034893015919881_nEstas bacterias amenazan a los pacientes mientras reciben tratamiento para otras afecciones en los hospitales y algunas de ellas les pueden causar la muerte. En Europa unas 25.000 personas mueren al año por ello. En Estados Unidos el problema de estas bacterias resistentes a los antibióticos son un problema nacional ya que mueren anualmente 23.000 personas. La bacteria más común causante de las infecciones en los hospitales es la Clostridium difficile (C. difficile), Angus usa su olfato para detectar la bacteria en un hospital de Canadá.VCRD101348634_jpg_size_xxlarge_promoLa carrera de Angus se inició hace tres años cuando Teresa Zurberg, sufrió la infección de esta bacteria y casi fallece. Su marido, Markus, enfermero se topó con un artículo sobre un Beagle que trabajaba en Holanda que había sido entrenado para comprobar si los pacientes tenían la bacteria C. difficile. El pensó que podía enseñar a su perro a detectar la bacteria. Teresa y su marido fueron a las autoridades sanitarias, ellos pensaban que se reirían de ellos pero estos les dieron el visto bueno. La manera que tuvo Zurberg de enseñar a Angus es la misma que se utiliza para adiestrar a los perros que detectan droga o bombas. Para ellos es un juego, a Angus le enseñaba a asociar la esencia con un chuche. El entrenamiento duró 10 semanas, primero estuvo en un colegio de enfermeras con pacientes ficticios y después fue al hospital.

Los hospitales usan la luz ultravioleta para descubrir la bacteria pero Angus se puede mover mucho más rápido y de una manera más eficiente entre las habitaciones. Una vez que Angus detecta la bacteria, el área se limpia con un robot que usa una luz ultravioleta para desinfectar un 99.9% de las esporas del C. diffile.17343020_791731700979352_3915890504276406193_n                                                    fotos: www.facebook.com/angusk9

Angus va cuatro días a la semana al hospital acompañado por su dueño. Como cualquier otro miembro del centro, este perro también está expuesto a la bacteria por lo que cada poco tiempo va al veterinario para comprobar su estado de salud. Varias autoridades sanitarias de distintos países ya han contactado con este hospital para  poner en práctica esta misma idea. El marido de Theresa quiere desarrollar un programa que enseñe a otros perros a detectar la C. difficile y que  se pueda llevar a cabo en hospitales de todo el mundo.

Para los dueños de Angus, es un gran logro que su perro tenga la llave para controlar a esta temida superbacteria que afecta a mucha gente en todo el mundo.

Kisses,

Olalla perro

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*