No sin mis perros

 

Hace ya un tiempo, desde este blog os pedimos firmar una petición para que los perros puedan entrar en los alberguesHoy, os quiero contar la historia de Hillary Barrows, una profesora  sin hogar ni dinero que ha pasado cuatro meses viviendo en su vehículo en un aparcamiento porque  no renunciaba  a separarse de sus queridos perros Robbie y Cleo. Hillary volvió a Inglaterra,  después de vivir y trabajar ocho años como profesora de inglés en diversos países de Europa.

PAY-Hillary-Barrows

Cuando volvió a Inglaterra alquiló un piso  pensando que pronto podría encontrar un trabajo, pero no lo logró y se quedó sin dinero. Los servicios sociales le ofrecieron un alojamiento de emergencia para desamparados pero la condición era que tenía que dar a sus dos queridos perros. Pero Hillary se negó a abandonarles  y no le quedó otra opción que vivir en su coche.

PAY-Hillary-Burrows

A Robbie de 8 años y Cleo de 5 años de edad les rescató durante su estancia en España. Hillary no tiene familia en Inglaterra, su madre vive en Canadá y el resto de su familia ha emigrado a Nueva Zelanda.

bbbb

Después de pedir ayuda, su caso se hizo viral y más de 600 personas  donaron 10,000 libras para ayudarla. Además, cuando una tarde estaba en el aparcamiento de un supermercado en Canterbury un entrenador de perrosPerry Sutton la ofreció una nueva casa en una residencia canina de 10 acres en  Boughton-under-Blean.  También, la propuso trabajar con él.

ffff

fotos: www.mirror.co.uk

La profesora está totalmente agradecida a la gente que ha donado dinero y a Perry. Ahora, espera volver a dar clases de inglés así como cuidar a los perros del centro canino. Para ella sus perros son como sus “hijos” y se negó a abandonarles, ahora intentara ayudar a otras personas todo lo que pueda.

Kisses,

Olallaperro

3 comentarios sobre:
“No sin mis perros”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*